jueves, 14 de mayo de 2020

NICARAGUA. ¡La Patria es la victoria!



04/05/2020
Con Sandino, con su Sublime legado, con el deber de cantar, de luchar, y de vencer, el Pueblo Heroico de Nicaragua reafirma con Darío que «aquí hay un Sol que no Declina», en nuestra lucha por la Paz, con Dignidad.
El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de Nicaragua y el pueblo nicaragüense, nos preparamos para conmemorar este 4 de mayo el Día de la Dignidad Nacional, cuando nuestro General de Mujeres y Hombres Libres, Augusto C. Sandino, declaró su valiente resistencia al imperio yanqui denunciando a los traidores y cobardes que a lo largo de nuestra aguerrida historia popular se han arrodillado y siguen de rodillas, frente a los que pretendieron y pretenden actuar como amos del mundo.
En estos tiempos de pandemia y de luchas nobles, desafiantes, por la salud y la defensa de la vida de los pueblos, Sandino denuncia a los cobardes, serviles y entreguistas de siempre, y vuelve a decir, en su grandeza formidable:
Yo no me vendo, ni me rindo. Yo quiero patria libre, o morir
A 97 años, como diría Fernando Gordillo, el enemigo es el mismo. Y renace Andrés, con su milagrosa piedra, y renacen Nicarao y Diriangén, Zeledón, Carlos, Tomás, y los miles de miles de Héroes y Mártires de esta nuestra
¡Patria Bendita y Siempre Libre!
Hoy 4 de Mayo, Día de Nuestra Dignidad Nacional, nuestra denuncia y nuestra unión con esa querida Venezuela, de Bolívar, de su supremo sueño, de Chávez, de Nicolás, de ese pueblo grande, heroico, libertario, que continua enfrentando, victorioso, la pandemia del odio, y sigue venciendo, con su gran espíritu, al yanqui invasor.
Y así seguimos también, unidos con la invencible Cuba, de colosal ejemplo, de fortaleza, combates y resistencia triunfal frente a todas las miserias, frente a la perversidad imperial. Cuba, ¡qué linda inspiración es Cuba! Con Martí, con Fidel, con Raúl, con Miguel, con todo ese pueblo de magistrales leyendas. Y vamos juntos, porque en Cuba, en Nicaragua, en Venezuela, «no hay corazón que tiemble». ¡La Patria es la victoria! ¡Estamos juntos y luchamos para Seguir Venciendo!
Con Sandino, con su Sublime legado, con el deber de cantar, de luchar, y de vencer, el Pueblo Heroico de Nicaragua reafirma con Darío que «aquí hay un Sol que no Declina», en nuestra lucha por la Paz, con Dignidad.

 Daniel Ortega Saavedra y Rosario Murillo