miércoles, 31 de mayo de 2017

Convocan a repudiar a Amnesty Internacional por ponerse del lado de la derecha venezolana


 

Resumen Latinoamericano/ 25 de mayo 2017 .-
Roma, 23.05.2017
Señor Riccardo Noury, Portavoz y responsable de la comunicación de Amnesty International Italia
Es con gran consternación y preocupación que le referimos sobre cómo su organización se ha puesto al servicio de la derecha contra la República Bolivariana de Venezuela. En un nuevo informe titulado “Reducidos al silencio con la fuerza: detenciones arbitrarias por motivos políticos en Venezuela”, Amnesty International acusa a las autoridades de Venezuela “de haber intensificado las persecuciones y las represiones contra los que piensan diferente, en un contexto de crisis política donde las protestas causaron varias muertes y cientos de heridos y detenidos”.
Se trata de una reconstrucción falsa, tendenciosa y que alimenta al fuego de la violencia causada por aquellos que buscan, por tercera vez (2002 y 2014), eliminar a un Gobierno legítimo a través de la violencia y del terrorismo en las calles. Los líderes de la oposición venezolana han desencadenado una espiral de odio fuera de control. Grupos violentos – fascistas y mercenarios con una tarifa precisa- operan junto con una organización paramilitar, generan homicidios (que después los medios de comunicación utilizan y transforman en “muertos por la brutal represión del régimen”), saqueos y devastaciones, así como verdaderos actos de terrorismo contra hospitales, linchamientos
en las calles, bloqueo de carreteras y destrucción de edificios públicos.
Si la situación no fuera tan grave para el futuro de Venezuela, las palabras de Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnesty International, parecerían casi cómicas, de hecho ella habla de una “campaña de difamación en los medios de comunicación contra los opositores políticos”. Estamos más allá de la farsa.
¿Cuál sería según usted, señor Noury, la reacción de cualquier gobierno occidental si los líderes de la extrema derecha del país salieran a las calles para coordinar las acciones de los violentos, muchas veces armados, como lo hizo Freddy Guevara de Voluntad Popular?
El partido extremista y violento de Gilbert Caro y Stelcy Escalona, que usted mencionó en su informe. El  líder y la militante del partido dirigido por el golpista, Leopoldo López, a su regreso de Colombia, les fueron encontrados un fusil FAL calibre 7,62 mm, de propiedad de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana con el número de serie borrado;
un cargador con 20 cartuchos y 3 cargas de explosivo C4. Nos parece muy difícil defender a quien se encuentre en posesión de un arsenal.
¿Cuál sería según usted, señor Noury, la reacción de cualquier gobierno occidental si uno de los líderes de la extrema derecha del país en una entrevista con la BBC, un ente que no puede considerarse a favor del actual Gobierno de Venezuela, invitara el ejército y a la policía del país a llevar a cabo un golpe de Estado, desobedeciendo a las órdenes del Estado? Es lo que hizo recientemente Julio Borges, otro líder de la derecha venezolana.
Al igual que en el caso de Honduras, Haití, Paraguay y Brasil, en Venezuela se está llevando a cabo un nuevo intento de “golpe blando”. Y los medios de comunicación se pusieron al servicio de los grandes intereses económicos y políticos, con el objetivo de desacreditar al gobierno venezolano a través de noticias falsas que intentan provocar el deterioro general del país. “Lo que más me asusta de Venezuela es la oposición, o que me asusta más de Venezuela es la oposición, o una gran parte de la misma. Creo que hay un clima de radicalización que se ha transformado en irracional y que a largo plazo acabará favoreciendo a la derecha. Esto es muy peligroso porque está Trump en los Estados Unidos. Ya estamos acostumbrados a la retórica de la defensa de la democracia, de los derechos humanos, contra las armas de destrucción masiva. Y después llega siempre la terrible intervención armada de los Estados Unidos. Lo peor que podemos hacer como latinoamericanos es dar apoyo al intervencionismo. La radicalización y lo que está haciendo Almagro en la OEA es un peligro no solamente para Venezuela sino para todo el continente”. Estas son las palabras de Pepe Mujica, ex presidente de Uruguay.
¿Por qué señor Noury, su organización decidió actuar “al lado  del intervencionismo”? La prevención de las guerras de agresión, como las que Occidente ha practicado en los últimos decenios, es una manera segura de evitar océanos de dolor, así como la desintegración de países enteros, que a su vez obliga a multiplicar las organizaciones involucradas en la emergencia humanitaria, bélica y post-bélica. Para evitar las guerras también se debe luchar contra las mentiras que las animan, porque crean un pretexto. Cuando – y sólo de vez en cuando – se descubren las mentiras, ya es demasiado tarde y un país queda destruido.
Repetimos, señor Noury: ¿Por qué su organización decidió actuar como un banco de intervencionismo contra Venezuela para ayudar a crear el “pretexto”? ¿Después de ex Yugoslavia, Afganistán, Irak, Libia, Ucrania, Siria… su organización no ha visto ya demasiadas muertes y sufrimiento en el mundo por culpa de la furia ciega de la injerencia occidental? Y, por último, señor Noury, no sienten remordimiento hacia aquellas familias de las víctimas del Comité de las Víctimas de la Guarimbas y del Golpe de Estado continuado que Usted-  por razones defalta de tiempo – se negó a encontrar el año pasado cuando eran de visita en Italia? Señor Noury, Usted tiene que saber que esas personas eran testimonio de la violencia terrorista que hoy, como en 2014, se repite en Venezuela con las mismas herramientas y protagonistas.
Firmantes:
Adolfo Pérez Esquivel – Premio Nobel por la paz 1980. Detenido y torturado por la dictadura argentina.
Gianni Vattimo – Filósofo
Frei Betto – Teólogo de la liberación brasilero
Pino Cacucci – Escritor
Gianni Minà – Periodista y escritor
Alessandra Riccio – Docente universitario y periodista
Maïté Pinero – Periodista
Giorgio Cremaschi – Ex líder del sindicato Fiom
Luciano Vasapollo – Docente universitario. Capitulo italiano de la Red de Intelectuales en defensa de la humanidad
Carlos Aznárez, periodista, Resumen Latinoamericano, Argentina
Vicente Zito Lema, poeta, escritor, Argentina
Norman Briski, actor, dramaturgo, Argentina
Héctor Carrica, secretario de Derechos Humanos de la Asociación de Trabajadores del Estado, Argentina
Enviar firmas a: geraldinacolotti@gmail.com