lunes, 25 de julio de 2016

Grecia hace tambalear el frente de la OTAN contra Moscú



Acuerdo armamentístico entre Rusia y Grecia hace tambalear el frente de la OTAN contra Moscú

El presidente de Rusia, Vladimir Putin (izda.), en una rueda de prensa conjunta con el premier griego, Alexis Tsipras, en Atenas (Grecia).El presidente de Rusia, Vladimir Putin (izda.), en una rueda de prensa conjunta con el premier griego, Alexis Tsipras, en Atenas (Grecia).

La OTAN expresa su preocupación por el debilitamiento de su frente contra Rusia, después de que Atenas rubricara un acuerdo sobre armas con Moscú.

La inquietud de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) deriva de un anuncio que hizo el mes pasado el ministro griego de Defensa, Panos Kammenos, sobre un proyecto conjunto entre Rusia y Grecia que permite al país heleno fabricar rifles de asalto Kalashnikov, informó el viernes el diario británico Telegraph.

Los intentos de un país miembro de la OTAN, con una importancia estratégica, como Grecia, para construir su propia relación con Moscú podría socavar gravemente la capacidad de la Alianza para conformar un frente unido para impedir nuevos actos de agresión rusa”, señaló un alto responsable del bloque de seguridad internacional al medio británico.

Los intentos de un país miembro de la OTAN, con una importancia estratégica, como Grecia, para construir su propia relación con Moscú podría socavar gravemente la capacidad de la Alianza para conformar un frente unido para impedir nuevos actos de agresión rusa”, señaló un alto responsable de la OTAN.

 

El Gobierno griego sostiene que el acuerdo es vital para evitar el colapso de la industria de la defensa del país. Sin embargo, Moscú ha puesto algunas condiciones para que este pacto se haga efectivo. Primero, Grecia debe convencer a sus socios de la OTAN en Europa que levanten las sanciones económicas que han impuesto sobre Rusia por la crisis de Ucrania.

El funcionario de la OTAN, que hablaba en condición de anonimato, ve una amenaza y conducta “agresiva” de Rusia para justificar el refuerzo sin precedentes del bloque militar en Europa del Este, la región del Báltico y en el mar Negro.

La expansión y la seguridad en las fronteras orientales de la Alianza Atlántica marcaron la agenda de la 28ª cumbre de la OTAN que se celebró los pasados viernes y sábado en Polonia con la participación de los líderes de los 28 países aliados, así como de representantes de otros 26 Estados y de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y el Banco Mundial (BM).

mjs/ncl/mrk

martes, 12 de julio de 2016 22:27