viernes, 6 de mayo de 2016

Esto se acaba


 El Lince
Categoría de nivel principal o raíz: Desde Asturias
                                                                          26 Abril 2016
O sea, el capitalismo tal y como lo conocemos y vinculado al predominio occidental
La hegemonía que ha venido ostentando Occidente desde hace decenios está derrumbándose y hay quien está empujando para que este derrumbe sea rápido. Uno de los que lo hacen con mayor fuerza y entusiasmo es China. Acaba de establecer, el 19 de abril, su propio punto de referencia del precio del oro. Traducido: China reduce la dependencia del precio del oro en el dólar y comienza a vincular su moneda, el renminbi o yuan, al oro erosionando -aún no derribando- el predominio del dólar.

A ver, China es el mayor productor y consumidor de oro del mundo. Al establecer su propio punto de referencia que, además, es superior al tradicional y que lo hace en yuanes y no en dólares, está aumentando significativamente la liquidez y la eficiencia del precio del oro vinculando este metal al yuan. Otra traducción: estamos ante una estrategia clara y definida para ampliar el papel del yuan como moneda global.

Como casi todo lo que hacen los chinos, seguro que os suena a chino. O sea, a algo desconocido y de difícil comprensión. Pero nunca ha estado más claro que ahora: el mundo occidental languidece a marchas forzadas; la decisión de China, y de Rusia, de hacer frente a Occidente está marcando ya este nuevo siglo que no será occidental. Porque al movimiento con el oro hay que sumar los que vendrán a no tardar mucho como con la plata y el platino.

Mientras esto llega, que será relativamente pronto, el movimiento con el oro ha desatado el pánico en Londres, donde se configura el precio mundial en la actualidad. China ya no dependerá del precio del dólar en las transacciones internacionales en lo referente al oro y lo que conlleva.

China es desde hace tiempo la primera economía del mundo (lo reconoce el propio Banco Mundial) y este paso es formidable para el asentamiento de las alternativas que hay en marcha para deshacerse de la hegemonía occidental basada en la hegemonía de sus monedas (dólar y euro). Una de ellas es la Unión Económica Eurasiática, que está en vigor y operativa desde el 1 de enero de este año. Otra es el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras, también operativo desde el 16 de enero de este año y que ya ha concedido créditos, en yuanes, por un valor equivalente a los 12.300 millones de dólares.

Están en marcha iniciativas que están generando un sistema financiero independiente del que conocemos actualmente, vinculado y dependiente de Occidente, y lo más importante: desligado del dólar.
http://elterritoriodellince.blogspot.com.es/