lunes, 1 de febrero de 2016

Imagen relacionada

¡La solidaridad internacional no es un delito!


Partido del Trabajo Democrático
30 de Enero de 2016
El pasado viernes 27 de Enero las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado iniciaron una macro-redada contra diversas organizaciones que desde territorio español hacían una intensa labor de ayuda, solidaridad y apoyo hacia las fuerzas populares kurdas, que desde el norte de Siria hacen frente a las fuerzas oscurantistas y fundamentalistas del mal llamado Estado Islámico o el Frente Al-Nusra que tras haber sido armadas por los servicios secretos occidentales con el fin de desestabilizar a gobiernos poco sumisos en Irak y Siria han pasado ha controlar buena parte del territorio de estos países.
Las milicias kurdas (YPG e YPJ) no sólo deben de enfrentarse a las fuerzas yihadistas sino también a las numerosas incursiones y ataques que las fuerzas armadas de Turquía lanza sobre ellos. Turquía, en manos del gobierno pro-imperialista e islamista de Erdogán, ha sido descubierta colaborando habitualmente con los yihadistas para aplastar las organizaciones armadas kurdas, pues ven en la lucha y resistencia de este pueblo un "mal ejemplo" para las minorías oprimidas y discriminadas que conviven actualmente en Turquía.
La operación, dictada por la Audiencia Nacional e impulsada por el Ministerio del Interior a petición expresa de sus "socios" turcos, son un ejemplo de la hipocresía que desprende el discurso oficial de la oligarquía, nos meten miedo en nombre de la "lucha contra el terrorismo yihadista" y nos presionan para que renunciemos a nuestros derechos democráticos y por otro lado colaboran con un gobierno cómplice de los "fundamentalistas" para atacar y perseguir a los activistas que en el Estado Español luchan por la solidaridad y la lucha democrática de este pueblo. Vemos una vez más como el "fundamentalismo islámico"  es utilizado por los imperialistas para dividir y enfrentar a los pueblos de Oriente Medio y para dividir y enfrentar a la clase obrera de los países imperialistas según su raza, cultura o creencias religiosas.
Nueve activistas solidarios, ocho españoles y un kurdo, han sido detenidos y varias sedes de diversas organizaciones han sido registradas y clausuradas por la Policía Nacional. Destaca el caso de la sede del Partido Marxista-Leninista (Reconstrucción Comunista) cuya sede ha sido registrada y su Secretario General detenido y enviado a prisión. Por ello desde el Partido del Trabajo Democrático mostramos toda nuestra solidaridad con los activistas detenidos, y en especial con los camaradas del Partido Marxista-Leninista (Reconstrucción Comunista), y exigimos la inmediata puesta en libertad y el cese de los ataques contra las organizaciones solidarias internacionalistas.
La clase obrera es internacional y eso implica que nuestros esfuerzos por su emancipación han de tener también una dimensión mundial, apoyando la lucha nuestra clase de todos los países y a los pueblos oprimidos. Las y los comunistas no debemos actuar de forma aislada, sino que tenemos que forjar un estrecho vínculo con las masas obreras para incorporarlas a la lucha general por superar este sistema de miseria y guerra, persuadirlas para que defiendan como clase internacional toda muestra de opresión y tiranía por parte del imperialismo y entreguen sus mejores energías en construir una sociedad socialista.
¡Ejerciendo la solidaridad internacional reforzamos la lucha de clases en favor de las y los oprimidas/os.!